Antidistópica

El futuro será verde y feminista, o no será… construyamos un mundo mejor juntas. Escuchándonos, capacitándonos… Miembro de la CEF de EQUO


1 comentario

LA ECOCOSMÉTICA DEL PNV-PSE

IMAGEN PARA DÍPTICO_CAS_def

 

IMAGEN PARA DÍPTICO_EUS_def

El día 24 no todas podremos votar nuestra opción deseada en la consulta. PNV y PSE han impedido que sea elegible el sistema mixto, pese a que nos ha llevado a ser referente en Gipuzkoa con un 82% de Recogida Selectiva. No estamos, pues, ante la fiesta de la democracia, sino ante una consulta trampa.

No pensaba el PNV en la voluntad popular cuando, encabezado por Markel Olano, gastó 2.860 € de dinero público en sendas comilonas a base de angulas en 2011. Celebraban la firma acelerada de un contrato especulativo para la financiación de la incineradora, denominado Swap, que nos causó una pérdida patrimonial de 5,7 MM€ y obligaba a abonar 300.000 € mensuales a La Caixa y Banesto, dejando así en manos de sus empresas de auditoría la fijación de tarifas y tasas de basuras. Pese a la lluvia de cifras lanzada por PNV y PSE para distraernos, por desgracia para Gipuzkoa, esto es así, siendo inevitable que surjan sospechas de pelotazo sobre proyectos sin sentido como este.

Con los resultados de recogida selectiva alcanzados en Gipuzkoa no tendrían suficiente comida para el monstruo. Sólo sale la cuenta con el sistema de contenedores. El Gobierno de la Diputación, apoyado por alcaldes jeltzales y socialistas, quiere garantizar el combustible para su incineradora tragaperras. Queda la incógnita de dónde situarán el nunca mencionado, pero necesario, vertedero de escorias y cenizas tóxicas. Mutiloa entra en el bombo… Llenarse la boca con palabras como sostenibilidad, y a la vez proyectar la construcción de máquinas de contaminación como la incineradora, es ecocosmética.

A nosotras tampoco nos sale la cuenta: 500 MM € costará la incineradora (2.000 €/familia), una infraestructura innecesaria, sucia, gran emisora de CO2 y cancerígena. Por eso el PSE de Lasarte la quiere, sí, pero lejos de su casa. Demuestran gran ignorancia cuando científicamente se sabe que las cepas tóxicas emitidas por la incineradora, en función de vientos dominantes y orografía, provocan más cánceres lejos, que cerca de la misma.

Alto y claro: si estás en contra de la hipoteca de Zubieta, vota Puerta a Puerta. Quien tiene bien la cabeza no quiere la incineradora al lado de su casa, pero quien tiene buen corazón tampoco la quiere al lado de la casa de las demás.